A la Luna de Valencia

Publica tus relatos subidos de tono.

Moderadores: Eduardo, twilight_32, Cisne

Avatar de Usuario
witizarex
VII Conejitos
 VII Conejitos
Mensajes: 1113
Registrado: Lun Dic 05, 2005 23:32

A la Luna de Valencia

Mensajepor witizarex » Mar May 06, 2014 23:32

Lunes, 5 de mayo de 2014...es una fecha que no se me olvidará.
Parecía mentira que tras ocho años de experiencia en este mundillo, tras aquel desgraciado desengaño y humillación amorosa que me lanzó al mundo del sexo sin complicaciones, estuviese como mi primera vez. No se si era ella, era el viaje a Madrid que tenía al día siguiente o todo junto, pero había dormido mal, casi no me apetecía comer y tenía el estómago como la Feria de Abril a las cinco de la mañana...estaba nervioso.
Llego a Oviedo, compro algo de última hora y cojo un taxi para ir hasta la zona, hace demasiado calor y estoy casi en la otra punta de la ciudad. Tomo un café con hielo por la zona, es temprano y ella se está preparando. Diez minutos antes de la hora me encamino con nerviosa parsimonia hacia el edificio, y cuando faltan unos metros ella me avisa que ya está lista y que ya puedo pasar, así que casi en el acto llamo al portero automático y me abre.
Cuando salgo del ascensor no llego a picar la puerta, pues ya estaba esperando. Y la veo a ella, con su melena rubia, su cautivadora sonrisa, su imponente figura y vestida con un traje negro que ciñe su cuerpo sin caer en lo ordinario. Está muy sexy. Eso sí, me levanta un palmo con semejantes tacones que me lleva...nunca entenderé la afición al alpinismo de las mujeres en cuanto al calzado.
Nada más cerrar la puerta me saluda con un delicado beso en los labios que hace que yo ya sepa que va a ser una buena tarde. Entramos al mini apartamento, dejo mus cosas y charlamos un poco, pues lo de los relatos eróticos da para mucho, y entre besito y besito me voy desnudando y mostrándole mi cuerpo serrano y mi tableta de chocolate...eso si, de chocolate fondant. Y paso a asearme un poco, que aunque uno sea limpio, la ducha de la mañana quedo horas atrás y hoy hace calor.
Terminado el aseo ella me espera de pie y nos abrazamos besándonos...me gusta besar y ella es una chica a la que uno besa con ganas. Me dice que se ha dejado el vestido para que se lo quite...y obediente lo hago. Ella se quita el sujetador y yo disfruto de la visión de sus pechos. Tras más besos, me agarra del picaporte, que ya está duro como el acero, y me lleva hacia la cama, donde nos tumbamos e iniciamos una larga, larguísima tanda de besos, que yo no hubiese terminado nunca, y creo que ella tampoco.
Cuando me parece, dejo su boca y la alterno con su cuello, el cual devoro en toda su extensión usando cada milímetro de mis labios. Ella se estremece con las atenciones a su cuello, si bien hay una zona que la provoca cosquillas, es un cuello ambivalente.
Dejando atrás su cuello, mimo con atención sus dos hermosos pechos, tras lo cual voy bajando por su estómago hasta llegar a la meta, un precioso coñito sabroso y cachondo, del que mi lengua y mis labios se alimentan mientras ella se magrea los pechos y juega con sus pezones entre continuas convulsiones de su cadera. Se lo como hasta que se le pone muy cachondo.
A continuación hacemos un vicioso 69 en que ella me la come magistralmente pero yo ni lo veo pues tengo su rico coño estampado encima de mi boca y no atino a más.
Tras un largo, un muy largo rato de 69, ella me enfunda la polla y me dice "Vamos a follar, que hace mucho muchas semanas que no follo y casi se me ha olvidado lo que es tenerla dentro", y así inicia una cadenciosa cabalgada en que alterna frotamientos y brincos, ritmo suave y rápido. Hasta que cansa...quizás incluso para su sorpresa...todavía te queda guapa.
Para que descanse se echa en la cama y la pongo las piernas en mis hombros, inmovilizándola, y clavándosela con ganas. Así estamos hasta que me pide cambiar...hay que reconocer que cómoda no es la posición y yo tampoco soy peso pluma.
Tras ello, ella se echa boca abajo y quiere que la penetre cuasi en una especie de forzamiento...me parece muy erótico pero no consigo acoplarme...debe ser mis hechuras.
Entonces ella me dirige para una nueva posición, los dos de lado con las piernas entre cruzadas y todo mi miembro viril hundido hasta la empuñadura, y ahí bombeo hasta que el fin de mundo nos llegue...tras un largo, muy largo rato, en que yo procura profundizar hasta su alma, ella crispa sus músculos y me aprieta salvajemente los brazos entre gemidos de placer provocados por un gran orgasmo...está mojada, muy mojada...quizás para su sorpresa. Entonces yo ya sigo en una embestida ya fuera de control, dándolo todo, cogiendo una sudada de campeonato y alcanzando un orgasmo brutal.
Tras eso, nos relajamos un buen rato hablando de nuestras cosas y acariciándonos, hasta que nos damos cuenta que este mundo está regido por el tiempo y nos hemos pasado un buen cacho...porque es cierto, calcula a huevo, no hay reloj por ningún lado.
Nos levantamos rápido, ella recoge, yo me aseo y me visto entre beso y beso, y cuando ya estoy listo, me marcho no sin antes disfrutar de un morreo en toda regla.
Me marcho con la sensación de una gran tarde, de un dinero bien gastado y de haber conocido a una chica muy pero que muy especial, por todo junto, pero destacando su personalidad y su naturalidad.
Apenas unos metros me separan del portal del edificio y ya voy pensando cuando podré verla de nuevo.
Ella es única...ella es Luna Valenciana.
...y a pesar de todo, sigo esperando...

Avatar de Usuario
Lunavalencia
Baneados
Baneados
Mensajes: 1731
Registrado: Vie Jun 25, 2010 20:22

Re: A la Luna de Valencia

Mensajepor Lunavalencia » Jue May 08, 2014 00:36

witizarex escribió:Lunes, 5 de mayo de 2014...es una fecha que no se me olvidará.
Parecía mentira que tras ocho años de experiencia en este mundillo, tras aquel desgraciado desengaño y humillación amorosa que me lanzó al mundo del sexo sin complicaciones, estuviese como mi primera vez. No se si era ella, era el viaje a Madrid que tenía al día siguiente o todo junto, pero había dormido mal, casi no me apetecía comer y tenía el estómago como la Feria de Abril a las cinco de la mañana...estaba nervioso.
Llego a Oviedo, compro algo de última hora y cojo un taxi para ir hasta la zona, hace demasiado calor y estoy casi en la otra punta de la ciudad. Tomo un café con hielo por la zona, es temprano y ella se está preparando. Diez minutos antes de la hora me encamino con nerviosa parsimonia hacia el edificio, y cuando faltan unos metros ella me avisa que ya está lista y que ya puedo pasar, así que casi en el acto llamo al portero automático y me abre.
Cuando salgo del ascensor no llego a picar la puerta, pues ya estaba esperando. Y la veo a ella, con su melena rubia, su cautivadora sonrisa, su imponente figura y vestida con un traje negro que ciñe su cuerpo sin caer en lo ordinario. Está muy sexy. Eso sí, me levanta un palmo con semejantes tacones que me lleva...nunca entenderé la afición al alpinismo de las mujeres en cuanto al calzado.
Nada más cerrar la puerta me saluda con un delicado beso en los labios que hace que yo ya sepa que va a ser una buena tarde. Entramos al mini apartamento, dejo mus cosas y charlamos un poco, pues lo de los relatos eróticos da para mucho, y entre besito y besito me voy desnudando y mostrándole mi cuerpo serrano y mi tableta de chocolate...eso si, de chocolate fondant. Y paso a asearme un poco, que aunque uno sea limpio, la ducha de la mañana quedo horas atrás y hoy hace calor.
Terminado el aseo ella me espera de pie y nos abrazamos besándonos...me gusta besar y ella es una chica a la que uno besa con ganas. Me dice que se ha dejado el vestido para que se lo quite...y obediente lo hago. Ella se quita el sujetador y yo disfruto de la visión de sus pechos. Tras más besos, me agarra del picaporte, que ya está duro como el acero, y me lleva hacia la cama, donde nos tumbamos e iniciamos una larga, larguísima tanda de besos, que yo no hubiese terminado nunca, y creo que ella tampoco.
Cuando me parece, dejo su boca y la alterno con su cuello, el cual devoro en toda su extensión usando cada milímetro de mis labios. Ella se estremece con las atenciones a su cuello, si bien hay una zona que la provoca cosquillas, es un cuello ambivalente.
Dejando atrás su cuello, mimo con atención sus dos hermosos pechos, tras lo cual voy bajando por su estómago hasta llegar a la meta, un precioso coñito sabroso y cachondo, del que mi lengua y mis labios se alimentan mientras ella se magrea los pechos y juega con sus pezones entre continuas convulsiones de su cadera. Se lo como hasta que se le pone muy cachondo.
A continuación hacemos un vicioso 69 en que ella me la come magistralmente pero yo ni lo veo pues tengo su rico coño estampado encima de mi boca y no atino a más.
Tras un largo, un muy largo rato de 69, ella me enfunda la polla y me dice "Vamos a follar, que hace mucho muchas semanas que no follo y casi se me ha olvidado lo que es tenerla dentro", y así inicia una cadenciosa cabalgada en que alterna frotamientos y brincos, ritmo suave y rápido. Hasta que cansa...quizás incluso para su sorpresa...todavía te queda guapa.
Para que descanse se echa en la cama y la pongo las piernas en mis hombros, inmovilizándola, y clavándosela con ganas. Así estamos hasta que me pide cambiar...hay que reconocer que cómoda no es la posición y yo tampoco soy peso pluma.
Tras ello, ella se echa boca abajo y quiere que la penetre cuasi en una especie de forzamiento...me parece muy erótico pero no consigo acoplarme...debe ser mis hechuras.
Entonces ella me dirige para una nueva posición, los dos de lado con las piernas entre cruzadas y todo mi miembro viril hundido hasta la empuñadura, y ahí bombeo hasta que el fin de mundo nos llegue...tras un largo, muy largo rato, en que yo procura profundizar hasta su alma, ella crispa sus músculos y me aprieta salvajemente los brazos entre gemidos de placer provocados por un gran orgasmo...está mojada, muy mojada...quizás para su sorpresa. Entonces yo ya sigo en una embestida ya fuera de control, dándolo todo, cogiendo una sudada de campeonato y alcanzando un orgasmo brutal.
Tras eso, nos relajamos un buen rato hablando de nuestras cosas y acariciándonos, hasta que nos damos cuenta que este mundo está regido por el tiempo y nos hemos pasado un buen cacho...porque es cierto, calcula a huevo, no hay reloj por ningún lado.
Nos levantamos rápido, ella recoge, yo me aseo y me visto entre beso y beso, y cuando ya estoy listo, me marcho no sin antes disfrutar de un morreo en toda regla.
Me marcho con la sensación de una gran tarde, de un dinero bien gastado y de haber conocido a una chica muy pero que muy especial, por todo junto, pero destacando su personalidad y su naturalidad.
Apenas unos metros me separan del portal del edificio y ya voy pensando cuando podré verla de nuevo.
Ella es única...ella es Luna Valenciana.




Gracias por este relato, es todo un detallazo ser la prota de algo que ha escrito otra persona, fue un placer conocerte y tu lo has contado mucho mejor que yo, conectamos muy bien desde el principio, fue una experiencia muy bonita, eres un chico increible! Estuve muy agusto contigo esas dos horas y fijate que hasta se nos pasó un poco el tiempo jajaja.. los bombones se los está comiendo mi mejor amiga escort, yo estoy guardo la linea, yo la dejo que engorde por mí ;) jeje...

Te mando un fortisimo abrazo y gracias por las cosas tan bonitas que dices de mí, me ha gustado mucho tu relato.

Muaskkkk!!


Volver a “RELATOS ERÓTICOS”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado